complementos alimenticios para niños

¿Los complementos alimenticios para niños son efectivos?

 

Si tienes hijos, posiblemente una de las cosas que más preocupación te genera es su alimentación. Si este es tu caso,  y has pensado en comprarles complementos alimenticios a tus niños sigue leyendo a continuación, pues te desvelaremos qué hay detrás de estos preparados.

En el mercado existe una gran variedad de complementos alimenticios para niños en distintos formatos como cápsulas, botellas, polvos y tabletas. Estos, prometen ayudar a balancear su alimentación.  Es fácil adquirirlos, pues no es necesario tener a mano una receta.

La Directiva Europea que regula la comercialización de este tipo de productos describe los complementos alimenticios como ¨fuentes que concentran nutrientes y otros elementos con efecto nutricional para complementar la dieta diaria.¨

Para saber si realmente son efectivos estos suplementos, hemos echado un vistazo a las opiniones de pediatras y expertos en nutrición infantil.

La mayoría sostiene que es necesario reforzar la alimentación de los infantes con vitaminas o concentrados nutricionales solo cuando lo sugiera el pediatra.

Si tus pequeños están sanos estos preparados podrían provocarles obesidad y disminuir su apetito. Así lo asegura de manera terminante Jesús Martínez, pediatra del Colegio Oficial de Médicos en una entrevista para Eldiario.es.

Es tanta la información persuasiva que reciben los padres sobre este tipo de complementos nutricionales que no es de extrañar que muchos sucumban a la tentación de comprarlos para paliar una posible ¨malnutrición¨ en sus hijos.

Lo cierto es que las sociedades científicas coinciden en que se está haciendo un consumo excesivo de este tipo de preparados domésticos. Debería prestarse más atención a este tema.

¿El complemento alimenticio estimula el apetito de los niños?

José Manuel Moreno, coordinador del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría (AEP), explica que el niño demandará la cantidad de alimento que requiera su organismo según la etapa en la que se encuentre.

Los padres deben encargarse de servir en su plato alimentos de calidad, la cantidad no es un aspecto relevante.

De igual modo, el experto aclara que es en el primer año de vida y en los primeros seis meses cuando existe una mayor demanda de aporte nutricional porque el proceso de crecimiento es más rápido.

En la etapa escolar (entre 3 y 12 años) el crecimiento de los niños se desacelera y es cuando comienzan a demandar menos alimentos porque su organismo necesita menor cantidad de energía.

Para estimular el apetito de los niños, Jesús García Pérez, presidente de la Sociedad Española de Pediatría Social (SEPS), en una entrevista para Eldiario.es señala que es un error darles un complemento alimenticio, ya que al suplir la demanda de calorías ingieren menos cantidad de comida y no reciben la cantidad de nutrientes necesarios. ¨Estos complementos alimenticios para niños son una fuerte carga de edulcorantes y pueden desencadenar en trastornos de alimentación. ¨

¿Cuándo puedes recurrir a los complementos alimenticios para niños?

Los expertos aconsejan equilibrar la dieta del niño con algún complemento nutricional cuando es muy nervioso o padece de insomnio y por tanto consume mucha energía. Cuando lleva una dieta vegana, además, podría necesitar complemento de vitamina b12, o cuando posee trastornos gastrointestinales.

La decisión de suministrar un suplemento nutricional a los infantes debe estar respaldada por la opinión de un pediatra, ya que ¨aunque la mayoría son inocuos, algunos contienen una elevada dosis de vitaminas que si se acumulan pueden revestir riesgos¨, explica José Manuel Moreno.

¿Son útiles los probióticos en la nutrición de los niños?

La OMS aconseja  suministrar a los niños las dosis adecuadas de probióticos para estimular el paso y la absorción de nutrientes a su organismo a través de las paredes del intestino.

Según este organismo, los probióticos son microorganismos vivos con efectos beneficiosos para la salud. Se componen, en parte, de Lactobacillus rhamnosus GG, un probiótico o bacteria buena que previene el crecimiento de bacterias dañinas en el intestino y el estómago, ayudando a disminuir los efectos de trastornos gastrointestinales, entre otros.

El intestino ejerce una función importante en la nutrición mediante el proceso de digestión. Aquí se pone de manifiesto la importancia del uso de un probiótico infantil como complemento de la nutrición.

En resumen,  si quieres que tus hijos reciban la cantidad de nutrientes necesarios para su correcto desarrollo, es importante que les enseñes a comer, crear hábitos y rutinas que estimulen su sana alimentación.

Si pones en su plato los alimentos que componen una dieta equilibrada, bajos en grasa y azúcares, el único complemento que hará falta es el cuidado del momento: comer en la mesa, sin distracciones ni pantallas de televisión.

 

 

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Call Now Button