Causas de los labios secos y agrietados

¿Por qué tengo los labios secos y agrietados?

Es muy común hacerse esta pregunta sobre todo cuando se acercan los meses más fríos y cálidos del año.  Pasamos del frio al calor a la velocidad de un chasquido y nuestros labios sufren las consecuencias al quedar expuestos a estos cambios. Los labios nos permiten hablar, comer, besarnos y sonreir por ello debemos prestarles especial atención.

A continuación veremos las causas y le ponemos remedio a los labios secos.

Causas de los labios secos y agrietados

Son muchas las causas que pueden ocasionar que tengamos los labios secos. Bien podría ser por estar sometido a altos niveles de estrés, por los cambios drásticos de temperatura o por enfermedad.

Cambios de temperatura

Nuestra cara está expuesta al frio el invierto y al calor del verano y si a esto le sumamos que la piel de los labios es más fina que la facial, obtenemos como resultado unos labios cortados o resecos.

Durante el invierno, el frio contribuye a que los labios pierdan sus lubricantes naturales y al no recibir suficiente agua, pierden elasticidad y se irritan con mayor facilidad por el efecto de la deshidratación. Y en verano, la fina piel del labio puede secarse por las altas temperaturas. En un principio notaremos unos labios rojos con mayor volumen como consecuencia de la inflamación. Tras esto, el labio se resecará causando grandes escamas y alguna que otra fisura con pequeñas heridas.

 

Enfermedades y  medicamentos

Algunos fármacos pueden ser xerostomizantes es decir, disminuyen la segregación de saliva, y por lo tanto causa sequedad en la boca y los labios. Algunos de estos medicamentos son:

  • Analgésicos
  • Antihipertensivos,
  • Anticolinergicos,
  • Antidepresivos,
  • Ansiolíticos,
  • Antipsicóticos
  • Antihistamínicos
  • Y los derivados de los alcaloides opiáceos.

 

Los labios secos están directamente relacionados con la sequedad bucal y otras causas que puedan producir este efecto pueden ser la radioterapia, quimioterapia y daños a los nervios.

Algunas enfermedades como los trastornos de las glándulas salivales, el síndrome de Sjögren, VIH/SIDA y diabetes también pueden causar sequedad bucal y por lo tanto los labios pueden sufrir esa escasez de hidratación. Algunos pacientes se quejan de tener los labios partidos y de tener en las comisuras fisuras a las que llamamos comúnmente “boqueras”.

 

Estrés

Las emociones también pueden tener un fuerte impacto en el bienestar de nuestra piel, por ello se sitúan como otro motivo de peso, someterse a altos niveles de estrés.

Cuando nos enfrentamos a situaciones que nos producen estrés, nuestras hormonas y neurotransmisores se ponen en alerta y esto facilitan la pérdida de agua haciendo que la piel y las mucosas se resequen.

Labios resecos

Algunos remedios para combatir la sequedad labial

Exfoliar

Lo primero que debemos hacer para cuidar nuestros labios es exfoliar. Muchas veces tendemos a saltarnos este paso y vamos directamente a la hidratación, pero con el exfoliante labial, estamos retirando todos los pellejitos provocadas por la regeneración celular para que después la hidratación sea más eficaz.

Hidratar

Después de la exfoliación es muy importante la aplicación de un bálsamo labial con productos que lleven aceites naturales de oliva, rosa mosqueta, almendras, coco o Karité pues aconsejan tienen propiedades con un alto poder hidratante.

Otros remedios

Salivas artificiales

Tener la boca seca de manera prolongada puede provocar una falta de hidratación en nuestros labios. Otro remedio para evitar tener unos labios resecos es el uso de las salivas artificiales. Un producto que te ayudara a mantener una correcta hidratación oral cuando padezcas sequedad bucal es Salivart.

El problema de tener unos labios secos por lo tanto puede desaparecer con una adecuada hidratación e identificando la causa que pueda producir esa sequedad para determinar mejor el tratamiento.

¡Que nada te quite las ganas de sonreir! ¡Vamos a cuidarnos!

Sin Comentarios

Dejar un comentario

Call Now Button